Asociación colombiana de derecho penal empresarial

OBRA "ETICON COMBATE LA CORRUPCIÓN", CUADRO 2

Pedro Alcázar Flórez. Profesor de teatro en Cali, Colombia

PREVENCIÓN

La escena se ilumina y el himno de Eticon se apodera del movimiento, los actores realizan una coreografía teatral con diferentes imágenes que aluden a la Ética, ejemplo: una persona pierde momentáneamente su billetera, y otro transeúnte se la devuelve, y este último choca la mano con Eticon. Así mismo, los actores cambian la situación y construyen una fila como de Eps, o supermercado, y aparece el personaje Papá que roba el primer puesto, haciendo pasar a su hijo por un bebe de brazos que llora fuertemente. Todo esto sucede al ritmo de la música

ETICON: Por mis seis patas y mis dos antenas que lo que veo no lo creo, yo soy una hormiga trabajadora, y diariamente debo llevar comida a mi hormiguero, y hay maneras de conseguir el sustento, pero desde que llegué a este país corrupto no tan lejano, he visto unas atrocidades escandalosas.

Eticon pasa a tamaño títere, entran un papá y su hijo, el niño viene de estudiar

PAPÁ: Hola hijo de mi corazón ¿cómo te fue en el colegio?

HIJO: Bien… en el descanso jugué con cabeza de tarro

PAPÁ: ¿Por qué le dices así?

HIJO: Porque tiene la cabeza tan grande, que cuando se sube a la terraza le da sombra al vecindario

El Papá se ríe fuertemente, y felicita a su hijo. El adulto revisa la maleta del niño.

PAPÁ: ¿Hijo, y este balón?

HIJO: Me lo presté el coordinador.

PAPÁ: No te entiendo

HIJO: Ay papá, es algo que decimos los jóvenes de hoy en día, me lo presté significa que: no hay necesidad de pedir las cosas prestadas porque ya se sabe que sí te lo prestan. Así que lo tomas y punto.

PAPÁ: Wao, que avanzados. ¿Hijo, y está cartuchera?

Saca una cartuchera que parece nueva

HIJO: Esa cartuchera le habían botado en un pupitre de mi salón porque ya no la querían y pues a mí me pareció que todavía servía…  y pues la recogí.

PAPÁ: Ese es mi hijo.

Padre e hijo se felicitan y dicen al mismo tiempo

“Siempre hay algo a lo que le puedes sacar provecho”

ETICON: Buenas tardes, hola, estoy aquí en la pared.

Padre e hijo se abrazan

PAPÁ: Ay Bendito, repita papito: “Donde hay amor, no hay temor”

PARE E HIJO: ¡¡¡¡¡¡Donde hay amor, no hay temor!!!!!!

Eticon, que hasta el momento solo ha aparecido en tamaño títere, se asoma por una pared, luego por la otra, sigue saludando “Buenas, soy Eticon, la única hormiga que combate la corrupción”

PADRE E HIJO: ¡¡¡¡¡¡Donde hay amor, no hay temor!!!!!!

ETICON: Ya… tranquilos, acá estoy (desde atrás del biombo) Disculpen si los molesto, pero es que si les contara… desde que yo llegué a este país corrupto no tan lejano he visto unos cuantos pillos increíblemente creativos en el oficio de burlar la ley e ignorar la ética, y pasaba por su casa… los he escuchado sin querer, y me ha llamado la atención el incidente del balón y la cartuchera… caballero, yo Eticon debo decirle que su hijo no está obrando de la mejor manera…

Padre e hijo se enojan

PAPÁ: ¿Que, qué? Usted, una simple hormiga me va a venir a enseñar cómo debo educar a mi hijo, vaya a molestar a otra parte, que cada uno haga con sus hijos lo que le de la gana, y largo de aquí.

Echan a Eticon, y se escucha decir a la hormiga antes de salir “piense bien, recuerde que cada acción trae una consecuencia”

Sacan de escena a Eticon, Padre e hijo realizan su celebración. Al papá le empiezan a llegar mensajes al celular.

SONIDO PREGRABADO, VOZ DEL COORDINADOR EN MENSAJE DE AUDIO: Buenas tardes les habla el coordinador del colegio a todos los padres de familia, disculpen la molestia, pero es que quería preguntarles si alguno de sus hijos llegó a la casa con un balón de futbol de visos negros con blanco, es que estoy haciendo el inventario y no lo encuentro, muchas gracias por la atención prestada, feliz tarde.

El niño juega con el balón, levanta los hombros dando a entender que no le importa. Suena otro mensaje.

VOZ DE UNA MAMÁ: Hola papitos y mamitas, les habla Juli la mamá de Pipe. ¿coordi cómo ha estado?  Le acabo de preguntar al niño y me dice que él no se trajo el balón, pero aprovecho la oportunidad para preguntar por la cartuchera de Pipe, quizás algún compañerito se la llevó sin darse cuenta.

El papá toma la cartuchera y el balón.

PAPÁ: Hijo ven acá, tenemos que hablar. ¿cierto que tu NO te quisiste traer esas cosas?

El hijo responde que no, los dos se abrazan, suena música que alude a paso del tiempo, empieza otra coreografía teatral, el niño cambia su vestuario por un traje elegante y su papá se pone vestimenta de viejito, incluyendo un bastón. A partir de este momento el hijo pasará a ser llamado como el Doctor y a su alrededor se construye una atmosfera de lujos, zalamería y actividad paranormal, el Doctor se encuentra grabando un comercial. En la escena se encuentran dos actores que hacen de múltiples personajes, incluyendo “felicitar al Doctor por sus intervenciones” o ser los meseros, personal de logística, camarógrafos, entre otros.

DOCTOR:  Buenas tardes, en estos tiempos modernos la maldad anda suelta por las calles, si usted tiene familia protéjala de los bandidos, si usted está sano fortalezca sus defensas, no permita que le caigan encima los hechizos de los envidiosos, reserve su cita con el único Doctor capaz de curar su suerte y espantar las malas energías. Soy capaz de amarrar la prosperidad y desatar la escasez al mismo tiempo, le siembro la fortuna, y usted, sí usted, será multimillonario. ¡Traiga todos sus ahorros!

El camarógrafo dice: Corten. Todos felicitan al doctor, aparece Eticon en tamaño títere sobre el biombo

ETICON: Ey Doctor, ¿se acuerda de mí?

DOCTOR: ¡Ay de mí! Lo veo y no lo creo, eres Eticon…

Camarógrafo y Logística le preguntan al doctor, ¿con quién habla? El Papá saca de la escena a los trabajadores, el Doctor no quiere que vean a Eticon.

ETICON: Dice un mal  dicho que “hecha la ley, hecha la trampa” y veo que usted doctor, con ayuda de su padre, se ha especializado en hacer la trampa, pero debo decirles que cada vez que ustedes decidieron tomar el camino más corto para ganarse la vida, lo único que consiguieron fue manchar sus manos, untándose de fétidos negocios, aprovechándose de las necesidades de las personas, y creyeron que sus acciones corruptas nunca les traerían problemas, pero no es así, Yo Eticon, el único insecto capaz de combatir la corrupción he llegado para cambiar el rumbo de este país corrupto no tan lejano.

DOCTOR: Mire insecto, le voy a dar 5 segundos para que se largue de mi propiedad.

PAPÁ: Vea hormiguita, no se meta con mi hijo que para las próximas elecciones se va a lanzar de alcalde, y de una vez le anticipo que ya encargamos la lechona, compramos el tamal y las tejas, así que fuchi de aquí.

DOCTOR Y PAPÁ: 5, 4, 3, 2, 1

Eticon desaparece ofuscado. Entran el camarógrafo y Logística. Continúan grabando otro comercial.

DOCTOR: Compatriotas, atendiendo al llamado de la ciudadanía y apoyado por las grandes personalidades de la actualidad nacional, he decidido ser el nuevo candidato a la alcaldía de nuestra hermosa ciudad.

Eticon interrumpe al Doctor subiéndosele en la cabeza, todos alertan al doctor de la presencia del insecto, el doctor manda el golpe, Eticon salta y el doctor se golpea así mismo. Eticon se transforma de manera teatral en su versión de Personaje.

ETICON: ¡Responsabilidad, Dignidad y una Ética Total! Duro contra la corrupción por eso vive Eticon.  Atención señores, el hombre bueno no teme a la oscuridad.

Apagón. Todos gritan. La luz regresa, todos están temblando y abrazados, suena el teléfono, Eticon contesta y se lo pasa al doctor.

VOZ DE LLAMADA TELEFÓNICA: Vea doctorcito, usted nos cobró por darnos el número ganador del chance, y no cayó, así que hágame el favor y me devuelve mi plata.

DOCTOR: la suerte es una rueda que gira a favor nuestro o en contra, quizás hoy no fue el día, pero mañana puedes hacer que todo gire para tu beneficio.

VOZ DE LLAMADA TELEFÓNICA: Ningún mañana, en media hora voy por mi plata y voy con un tío, los muchachos y los perros.

Se escucha en el fondo de la llamada, voces de varios hombres, armas siendo cargadas, motos aceleradas, y perros ladrando. Se cuelga llamada. Eticon recibe un sobre y se lo pasa al Doctor. El camarógrafo y Logística se despiden

ETICON: Es el momento de asumir la responsabilidad de tus actos.

DOCTOR: ¿Papá, ¿qué debo hacer?

PAPÁ: Hijo, huye, compra un pasaporte y vete pa la China o para Marte, pero vete pronto.

ETICON: Si escapas hoy, llegará el día en que ya no podrás seguir huyendo.

DOCTOR: Papá ¿qué hago?

PAPÁ: ¡Huye! Hazte una cirugía facial, píntate el pelo, cámbiate de sexo, compra una panadería y usa tus dones, tu puedes vender lo que sea.

ETICON: Doctor, no escuches más a tu papá, asume tus responsabilidades.

Se escuchan motos, voces en tras escena llaman al doctor, “abrí la puerta charlatán” ladran perros, “Doctor mentiras salga por las buenas o entramos por las malas”

DOCTOR: Está bien, por favor no me hagan daño, ya mismo les devuelvo la plata.

Entran los cobradores. Todos tiemblan del susto, el Doctor paga cien mil pesos, los cobradores exigen más.

COBRADORES: Vea doctor, también tiene que pagar la plata de la señora que le entregó las cesantías, y lo del señor que le entregó la moto, y lo del arriendo, más el uso del wi fi de la vecina que usted nunca le pagó, más lo de los almuerzos del mes pasado, y las cervezas que se tomó su papá, pero eso no es todo (saca un pergamino) está es la lista de lo que se le ha fiado en la tienda.

El doctor empieza a firmar cheques, saca tarjetas de crédito, se quita sus joyas, su traje. Lo mismo hace el Papá, y quedan en ropa interior (boxer, camisillas, y medias) los cobradores se llevan todo.

ETICON: Quizás no te sientas muy bien después de perder todas las cosas que has conseguido de manera corrupta, pero les voy a decir algo, hoy ustedes ganaron la oportunidad de recuperar su dignidad.

PADRE: Hijo mío, perdóname, yo te llevé por el camino de la corrupción.

HIJO: Tranquilo papá, de esta salimos juntos. Eticon tu tenías razón, discúlpanos por no escucharte.  

Suena el himno de Eticon. La hormiga les entrega una caja de dulces, padre e hijo se van vendiendo dulces.

Fin del segundo cuadro